logo cepri
logo upb
Viernes, 30 Septiembre 2016 14:35

1. Economía de la Defensa

SARA PIEDRAHITA - MARIA JOSÉ OVALLE - JOSUÉ PIEDRAHITA*

Para poder hacer una conceptualización de la línea a trabajar es necesario seguir algunas definiciones dadas por expertos. El Ministerio de Defensa Francés, por ejemplo, plantea una relación entre la economía y la seguridad y la defensa que describe como:

La aplicación de la disciplina económica en el sector de la defensa está repleta de desafíos. Éstos se orientan sobre la mejora de la eficacia del uso de los recursos atribuidos al servicio de la defensa, lo cual implica esfuerzos analíticos y de gestión.

Estos esfuerzos se realizan en varios ámbitos como los recursos humanos, la inversión (armamentos), la adquisición, las exportaciones, las externalizaciones, la regulación del sector industrial o incluso los activos inmobiliarios.

Los actores que intervienen en la economía de la defensa son múltiples y pertenecen a organizaciones variadas, como el ministerio de defensa (EMA, DGA, SGA), los industriales, los organismos de asesoría o incluso los centros universitarios.

Los métodos utilizados son variados y recurren a modelos de gestión probados, así como a herramientas estadísticas y a marcos de análisis económicos rigurosos. (Defensa, 2012)

Desafortunadamente, el ámbito de la economía de la defensa no ha despertado mayor interés de estudio por parte de los que ejercen la ciencia de la economía (Fonfría, 2012, p.2). Esta falta de interés responde a diversos componentes propios de la economía de la defensa que algunos economistas consideran se encuentran fuera del mundo económico (Fonfría, 2012, p.2). Quizá, esto se pueda explicar gracias a la preeminencia que tiene la explicación de aspectos que pertenecen a otras disciplinas, como puede ser el caso de las relaciones internacionales, la política nacional e internacional y la ingeniería especialmente en el estudio de la industria de la defensa (Fonfría, 2012, p.2). Por ende, para comprender con mayor claridad el concepto de “Economía de la defensa” se deben abordar los conceptos mencionados anteriormente.          

En 1991 Judith Reppy propuso definir el concepto de Economía de la defensa planteando su tarea principal como: “el desarrollo de un marco analítico que tome en consideración las instituciones especializadas del sector de la defensa, para abordar los problemas económicos (…)” (Fonfría, 2012, pp.4-5).

Por su parte, la el reconocido economista y diplomático español Ángel Viñas escribe para la Revista de Estudios Políticos (Nueva Época), que la Economía de la Defensa:

(…) es una rama especializada del conocimiento económico, aplicado éste a una actividad estatal concreta y que utiliza planteamientos interdisciplinarios. El ámbito —amplio— de sus preocupaciones puede resumirse como sigue:

  1. El estudio de los efectos económicos de los gastos de Defensa.
  2. El análisis de las relaciones entre el sector de la Defensa y el sector civil del sistema económico.
  3. La administración de los recursos destinados a cubrir la necesidad colectiva que la Defensa plantea.
  4. La distribución de recursos entre los componentes de las Fuerzas Armadas.
  5. La gestión económica en tiempos de emergencia o, incluso, de guerra, en lo que se comprende también la preparación ante dichas eventualidades. (Viñas, 1984)

Así mismo, el Vicedecanato de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Complutense de Madrid en voz de Aurelia Valiño Castro expone la Economía de la Defensa como:

(…) el estudio de la asignación de los recursos, la distribución de la renta, el crecimiento económico y la estabilización aplicados a los tópicos de la Defensa. Así, se ocupa del impacto de los gastos en defensa sobre las variables macroeconómicas, tales como el empleo, la producción o el crecimiento. También tiene una dimensión microeconómica relacionada con el análisis de la base industrial de defensa, programas de colaboración, el precio y la rentabilidad de los contratos militares y los contratos de regulación. Estos últimos análisis también tienen que ver con los temas de organización industrial y organización de empresas, alta tecnología e investigación y desarrollo. También tiene ramificaciones que toman técnicas de la economía regional, en cuanto al impacto a este nivel de los gastos en defensa, o de la economía internacional, en cuanto al tema del comercio de armamentos, y el desarrollo en los últimos años de la Economía del Medio ambiente ha impulsado la incorporación de la preocupación por el mismo en los temas de defensa. Los estudios se han ocupado tanto de la economía de guerra como de los gastos en defensa en tiempos de paz, siendo estos últimos los que más han proliferado. (Castro, 1997) 

Referencias

Para el análisis de nuestra actividad investigativa, planeamos utilizar las siguientes fuentes:

-        Ministerio de hacienda de Colombia

-        Ministerio de Defensa de Colombia

-        RESDAL (Red de Seguridad y Defensa De América Latina)

-        Banco interamericano de desarrollo

-        LATIN AMERICAN PROGRAM SPECIAL REPORT

-        Ministerio de Defensa Francés 

-        Centro de estudios estratégicos e internacionales (CSIS por nombre en inglés).

-        Ministerio de Hacienda y Crédito Público, República de Colombia.

-        Council on Foreign Relations

-        Banco Mundial

REFERENCIAS:

Castro, A. V. (Mayo de 1997). El gasto en defensa en la economía pública. Madrid: Universidad Complutense de Madrid.

Defensa, M. d. (7 de Junio de 2012). Economía de la Defensa

Fonfría, A. (23 de Octubre de 2012). Sobre la naturaleza y alcance de la economía de la defensa. 

Viñas, Á. (Enero-Febrero de 1984). Economía de la defensa y defensa económica: una propuesta reconceptualizadorauna propuesta reconceptualizadora. Revista de Estudios Políticos (Nueva Época)(37), 25-47.

*Estudiantes de la Facultad de Ciencias Políticas de la UPB

 

certram

Entrevistas

analecta

Contacto

Campus de Laureles
Circular 1 No. 70-01 - Bloque 12
Medellin - COLOMBIA
Teléfono: (57 4) 354 45 34 - 354 45 36
E-mail: cepri@upb.edu.co