logo cepri
logo upb
Viernes, 28 Abril 2017 16:28

Golpe de estadio y las narrativas del conflicto

Golpe de estadio y las narrativas del conflicto Imagen tomada de: Goal.com

SUSANA COBALEDA Y SUSANA PATIÑO* 

Reflexiones del primer foro del Ciclo 2017-1 Narrativas del Conflicto del Cine Foro La Claqueta

El cine es una expresión artística que sirve como instrumento para ilustrar diferentes imaginarios sociales, entre ellos los conflictos derivados de posturas políticas que no logran conciliarse al interior de un proyecto nacional. Colombia se ha visto marcada por un conflicto que lleva más de cincuenta años, el cual  necesita narrativas que muestren los aspectos sensibles del enfrentamiento, generando la posibilidad de establecer dinámicas de reparación y reconstrucción del tejido social. El papel del arte dentro de la realidad política, sirve como puente para manifestar la inconformidad del ciudadano y la esperanza de lograr una paz duradera que lleve a buscar elementos de conciliación.

La imaginación es un elemento que permite articular las manifestaciones artísticas con las esperanzas sociales, con el fin de encontrar modelos de reconciliación. Un claro ejemplo es la película Golpe de estadio dirigida por Sergio Cabrera, estrenada en el año 1998 bajo un clima político caracterizado por los diálogos del Estado con la guerrilla. Tal contexto, acompañado de la ilusión de un acuerdo entre las partes del conflicto, se materializa en la película con la propuesta del fútbol como una estrategia de cohesión social.

Harary (2016) señala que la idea de la nación se fundamenta en órdenes imaginarios que ayudan a los hombres a cooperar para distintos fines, en este caso el fútbol simboliza un orden imaginario que une a las dos partes del conflicto por medio de sentimientos que convergen en un objetivo patriótico. Golpe de estadio contiene un tinte humorístico con un mensaje político contundente, pues el humor permite suavizar la confrontación, permitiendo al espectador una catarsis en medio de la ansiedad, la frustración y la angustia causada por las dinámicas de la guerra.

La imaginación, acompañada del humor, logra apropiar y transformar la realidad, en la medida en que un entorno de violencia y tragedia puede llegar a convertirse en la fortaleza del espíritu humano.  La comedia contempla la problemática desde su simpleza y hace una apuesta a favor de la paz, la tolerancia, el diálogo y la reconciliación, ya que toca las fibras más sensibles de la cultura. El humor permite flexibilidad de pensamiento, un elemento importante para la reconciliación. Como dice Abad Gómez (1992):

El cerrarse en actitudes inflexibles o en ideologías inmutables es signo premonitorio de muerte, por fosilización o por desintegración. Nada puede subsistir en el universo con un solo lado. No se puede aplaudir con una sola mano. El ser está siempre constituido por dos fuerzas opuestas. La ley es la de continua permanencia y la de continuo cambio. Solo con cambio hay permanencia y la permanencia es necesaria para que el cambio pueda establecerse sin que sea desintegrador.  (p.30)

Con el fragmento anterior se puede argumentar que la sociedad colombiana, asentada en una larga tradición democrática, debe encontrar la manera de aprender a convivir bajo diferentes perspectivas y someter las visiones y argumentos políticos a favor de la nación, de tal manera que pueda reconocer al otro y a cooperar con él.

Bajo la idea transmitida por Sergio Cabrera, el fútbol representa un orden imaginario donde las partes del conflicto pueden convivir en paz por lo menos en noventa minutos, siendo esto un mensaje a los colombianos para que busquen alternativas diferentes a la guerra y la agresión contra aquel que piensa distinto: en el marco de una democracia, los conflictos se dirimen a través del diálogo y la construcción del consenso político.

No obstante también debe considerarse todo lo que el conflicto dañó, tales como la vulneración de los derechos humanos, la pérdida de vidas, el desplazamiento, entre otros. Una vez más, en este escenario de reparación y memoria, narrativas como Golpe de estadio constituyen alternativas que miran hacia adelante a través de la potencialización de la imaginación como medio de reconciliación y reparación social.

 

*Estudiantes de Ciencias Políticas - Universidad Pontificia Bolivariana 

 

Referencias:

Harari, Y. (2016). De animales a dioses. Bogotá: Debate.

Abad, H. (1992). Manual de la tolerancia. Medellín: Universidad de Antioquia. 

certram

Entrevistas

analecta

Contacto

Campus de Laureles
Circular 1 No. 70-01 - Bloque 12
Medellin - COLOMBIA
Teléfono: (57 4) 354 45 34 - 354 45 36
E-mail: cepri@upb.edu.co