logo cepri
logo upb

Justificación

Las relaciones cívico-militares “son un aspecto de la política de seguridad nacional. El foco principal de las relaciones civil-militares es la relación del cuadro de oficiales con el Estado. Aquí es donde llega al máximo el conflicto entre las presiones funcionales y sociales (…). Las relaciones sociales y económicas entre los militares y el resto de la sociedad reflejan normalmente las relaciones políticas entre el cuadro de oficiales y el Estado” (Huntington, 1964, p. 16).

Las relaciones, se dan a partir también, de intereses, los cuales se dan desde factores como “la relación entre las Fuerzas Armadas en su conjunto y las sociedades en su conjunto, la relación entre el liderazgo de las Fuerzas Armadas como grupo élite y otros grupos de élite y la relación entre los altos mandos de las Fuerzas Armadas y los principales líderes políticos de la sociedad” (Montero, 2012, p.3).

Por su parte, la administración de la violencia implicó entonces el establecimiento de políticas de seguridad que definen quien, cómo y porqué se utiliza la violencia. “Es aquí donde nacen entonces, las relaciones entre el Estado, la sociedad y las fuerzas armadas, comúnmente llamadas relaciones cívico-militares” (Vargas – Patiño, 2006, p. 49).

De tal manera las relaciones cívico-militares proponen un estudio a la interacción entre el Estado, la sociedad y las Fuerzas Militares, entendiendo que es una sola sociedad, tal como indica el abogado Jean Carlo Mejía Azuero, “no hay dos sociedades, es un solo pueblo”, por lo que dicha interacción aplica en consonancia a la premisa de confianza entre actores de la sociedad. A su vez, la propuesta del relacionamiento cívico-militar se dirige hacia la concepción de la propuesta del Estado moderno en mantener la institucionalidad fortalecida y su función del control y monopolio de la fuerza legítima, lo cual recae en la institución militar y en directa integración al control civil para el manejo y direccionamiento de la política.

Teniendo en cuenta el compromiso académico en analizar dichas relaciones desde las ciencias políticas y teniendo en cuenta que diversos autores han propuesto teorías que sustentan versiones de estudio para lo actual, el trabajo propuesto y por ende este observatorio se encamina a hacer parte del recorrido por las propuestas teóricas y las posiciones contemporáneas para establecer caminos y rutas de estudio que permitan lo que el investigador Mejía Azuero propone como la “construcción de gobernanza y Garantías de no Repetición en el sector seguridad y defensa” a partir de la “apremiante necesidad de un observatorio  sobre transición militar y policial en Colombia”.

La utilidad de la revisión, estudio, discusión e investigación en el tema de transición militar y policial en Colombia por parte de la Universidad, la Empresa, el Estado y sus instituciones se centra en brindar competencias y posiciones que sirvan a la sociedad para un mayor análisis y punto de referencia, en donde converjan los diálogos del sector civil, militar y policial.

La propuesta se basa en aprovechar los conocimientos adquiridos por la facultad, los docentes, estudiantes e investigadores, las instituciones aliadas y demás actores que puedan aportar en la construcción de un observatorio sobre el tema. Todo bajo la línea de investigación de Seguridad y Defensa, el grupo de investigación en Estudios Políticos, la Maestría de Estudios Políticos de la UPB y el liderazgo de su Facultad de Ciencias Políticas.

Se destaca para este observatorio la necesidad que la profesión militar y en general el sector de defensa y seguridad tiene en que los civiles se vinculen a la diagnosis y los estudios entre ambas partes, como una forma de unificación entre los dos actores en dirección a un mismo objetivo, en el marco del desarrollo académico y profesional.

En el caso de Colombia, éste ha entrado en una etapa innegable de transición de país en conflicto armado interno a un escenario donde las posibilidades de cambio y de nuevos retos son mayores, en donde se negocia con las Farc, pero las amenazas continuaran y podrán recrudecerse. Y es ahí, donde el Estado, la sociedad y las FFMM deben fortalecerse. Y en este aspecto el observatorio sería pieza clave.

En efecto, fruto de la acción misma del Estado legítimamente constituido, de sus fuerzas militares y sus acciones eficaces y el apoyo de la población a sus miembros de la fuerza pública y gracias a la estrecha cooperación de otros países aliados de Colombia en su política exterior, se ha logrado crear un estado propicio para lograr objetivos de consolidación institucional del sector militar y esto no puede cambiar, por el contrario, debe mejorar constantemente.

Justifica mantener una revisión, estudio y escritura permanente sobre este tema debido a que Colombia ha logrado consolidar unas fuerzas militares no sólo civilistas en todo el sentido de la palabra, sino también profesionales y preocupadas constantemente por mejorar no sólo desde el aspecto táctico sino también doctrinal y estratégico. Las FFMM, son el pilar fundamental para que Colombia en transición consolide programas de desarrollo social, reduzca las amenazas a los ciudadanos y disminuya al máximo las nuevas amenazas a los entornos urbanos a los que se enfrentará el país bajo la premisa de la atomización de las Farc, y la continua operación de los grupos de narcotraficantes reunidos en las denominas bandas criminales.

El objetivo también es presentar una alternativa de análisis para que los ciudadanos entiendan que la política interna ligada a sus instituciones  y su relacionamiento serán claves para entender la dinámica no escrita frente al pos-acuerdo y la construcción de paz en Colombia y así examinar los retos y desafíos de las relaciones cívico-militares en el postacuerdo y como esta relación aportará a la construcción de paz en Colombia. En el marco del observatorio, se adhiere las siguientes premisas que indica Jean Carlo Mejía Azuero para la “gobernanza como una interacción sociopolítica para buscar el equilibrio y desarrollo:

  • Gobernanza como trasplante en un escenario latinoamericano en permanente construcción democrática.
  • Gobernanza como un nuevo vínculo entre gobernados y gobernantes
  • Gobernanza  como múltiples interacciones entre diferentes actores, siendo uno de ellos necesariamente el Estado.
  • Gobernanza como la manera de gestionar cambios esenciales teniendo en cuenta enfoques diferenciales respecto a estructuras organizacionales determinadas, entre ellas la de seguridad”.

Esta gobernanza debe estar reiterada sobre la necesaria revisión al problema en común desde los distintos actores societarios incluyendo al gobierno y las instituciones, encaminados a una interacción que conlleva a proposiciones y soluciones conjuntas, las cuales redundarán en la aplicación a la misma sociedad.  

El observatorio como propuesta de gobernanza para el sector de defensa y seguridad tendrá como eje el aporte a que no se generen nuevas violencias y que de tal manera sea la Universidad y los actores participantes corresponsables de un mayor apoyo a la revisión sobre el contexto de negociación en el que se encuentra Colombia y los retos que se avecinan.

La transición militar y policial es foco en el observatorio y debe ser su esencia, porque las reformas suscitadas en estos aspectos conllevan a lo mencionado sobre nuevas violencias, por lo que el doctor Mejía Azuero menciona, entre otras, que “de un dialogo multidisciplinar para generar confianza y acuerdos mínimos sobre la necesidad de una seguridad sustentada en el ser humano y de la generación de consensos conceptuales mínimos entre los diferentes actores sociales, el Estado y la comunidad internacional” depende la no generación de nuevas espirales de violencia.

De tal manera es fundamental que se trabaje el observatorio como un escenario o espacio que permita la discusión sobre distintas y nuevas amenazas a la seguridad de la sociedad, como un reto que tenemos en conjunto, aplicado al reconocimiento de la dignidad humana de cada integrante de la sociedad y cuya lectura debe darse desde el militar, el policía y la comunidad en general.

En esa responsabilidad social y corporatividad del sector defensa es necesario identificar que la academia es fundamental, como un puente de formación para la educación del sector militar y policial. A su vez, la UPB puede promover desde su identidad humanista la sensibilización e integralidad del ser humano, lo cual es relevante para la construcción de un observatorio para este tema.

En palabras expuestas por el abogado e investigador Mejía Azuero en el evento realizado en la Universidad Pontificia Bolivariana sobre Relaciones cívico-militares en el postacuerdo y la construcción de paz en Colombia, el 6 de mayo de 2016, los puntos de trabajo del observatorio deben estar dirigidos a que se:

  1. “Estudie desde la sociedad civil y con base en conceptos propios la transición militar y policial (transformaciones, reformas, etc.).
  2. Analice los cambios hechos en Colombia en materia de seguridad y defensa.
  3. Realice estudios comparados para mirar la incidencia de las transiciones políticas en materia de seguridad y defensa.
  4. Investigue el contexto colombiano en relación con otras transiciones militares y policiales.
  5. Presente insumos de contexto ante el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y no Repetición”.
  6. Aplique herramientas cualitativas y cuantitativas para mirar el sector desde la perspectiva de seguridad multidimensional.
  7. Generé una visión objetiva del papel de las Fuerzas Armadas en el conflicto, la transición, el postacuerdo y la construcción de paz.
  8. Registre con independencia desde la interdisciplinariedad los hechos que han incidido en el comportamiento militar y policial en Colombia.
  9. Realice análisis estratégicos de coyuntura.
  10. Aporte elementos esenciales para la transición del sector en el mediano y largo plazo.
  11. Se convierta en un crisol de gobernanza debidamente contextualizado.
  12. Registre desde la mirada civil, militar y policial los procesos de DDR.
  13. Sea fruto de un consenso entre sectores académicos, empresariales, comunitarios.
  14. Genere la participación de centros de pensamiento sobre el tema a nivel internacional.
  15. Sea un tanque de pensamiento a mediano y largo plazo que generé confianza en todo nivel”.

Por ende, es justo comenzar y servir de base integradora para construir análisis y discusiones multidisciplinares las cuales sean motor de propuestas en torno al núcleo del observatorio como un ejemplo de participación conjunta de la sociedad lo cual permite ser un elemento de fortalecimiento del Estado y de la institucionalidad. El observatorio es una propuesta encaminada a responder a los anuncios anteriores y que debe alimentarse de la participación conjunta de docentes, estudiantes, investigadores, instituciones del Estado, líderes y comunidad.

Herramientas de comunicación:

  • Alojamiento del observatorio en la web (Cepri)
  • Redes sociales
  • Medios institucionales UPB y aliados
  • Generación de contenidos para radio, prensa y TV

Productos:

  • Artículos para web e impresos
  • Eventos académicos
  • Noticias
  • Cursos
  • Ponencias 

Bibliografía:

  • Huntington, S. P. (1964). El soldado y el Estado. Círculo Militar. Grupo editorial Latinoamericano, Buenos Aires.
  • Vargas Velásquez, A. – Patiño Villa, C. (2006). Reforma militar en Colombia. Contexto internacional y resultados esperados. Colección pensamiento político contemporáneo, Universidad Pontificia Bolivariana, Concejo de Medellín, número 19.
certram

Entrevistas

analecta

Contacto

Campus de Laureles
Circular 1 No. 70-01 - Bloque 12
Medellin - COLOMBIA
Teléfono: (57 4) 354 45 34 - 354 45 36
E-mail: cepri@upb.edu.co