logo cepri
logo upb
Viernes, 17 Febrero 2017 20:05

Seguimiento y evaluación de los Contrato Plan en Colombia: Arauca

Seguimiento y evaluación de los Contrato Plan en Colombia: Arauca Imagen tomada de: Proyecto de Reorganización Territorial

Por: Alejandra Agudelo, Andrea Cano, Mariana Duque y Sara Piedrahita*

La estrategia Contrato Plan fue adoptada hace aproximadamente cinco años por el gobierno nacional, para contribuir al desarrollo de algunas comunidades que han sido sectores fundamentales en la historia del conflicto y la violencia en Colombia. Es así como los Contratos pretenden realizar una inversión pública que aporta a la reducción de la pobreza y el cierre de las brechas en el país, así como a la redistribución de los recursos que permita el crecimiento económico y social.

Puntualmente, el Contrato Plan de Arauca responde a las problemáticas de un departamento cuya población para 2005 ascendía a 232.118 habitantes (aproximadamente el 0.59% del total nacional), de los cuales 140.445 (54.6% del total departamental) se encuentran ubicados en las cabeceras urbanas y 91.673 (45.4%) en las áreas rurales (DANE, 2015). “Arauca, Saravena y Tame son los municipios más poblados y reúnen el 70% del total de habitantes. La capital (Arauca) se ha visto ampliamente urbanizada debido a la migración motivada tanto por actividad petrolera como por la violencia política de otras regiones” (Gobernación de Arauca, 2012). 

Las características de este departamento responden a una etnografía distribuida de la siguiente manera: mestizos y blancos (93,7%), negros o afrocolombianos (4,07%), amerindios o indígenas (2,22%) y gitanos (0,01%); la población indígena total del departamento asciende a 3.591 personas y la afrocolombiana a 6.800 habitantes, que han llegado a la región por movimientos migratorios desde la región del pacífico ligados al cultivo de cacao (Gobernación de Arauca, 2012). Gran parte de la población tiene relaciones cercanas con comunidades llaneras venezolanas y la frontera se ha caracterizado por permitir el tránsito entre ambos países. 

Respecto a la participación y relación del Estado con el departamento, se ha evidenciado una presencia tardía y selectiva del Estado dentro del mismo, lo que se asocia a distintos formas de conflicto armado y violencia. Se consideraba como “antieconómico” mantener una apreciable presencia burocrática donde las concentraciones de población no eran numerosas y los procesos de acumulación de capital eran precarios o estaban en manos de grandes propietarios o de empresas particulares. En estos casos la solución para el gobierno central consistió en otorgar a terceros la representación del Estado en Arauca.

Hacia finales de los años noventa, las transformaciones introducidas por la economía petrolera se reflejaron, sobre todo, en una mejor integración física de Arauca al resto del país, a través de la construcción y mejoramiento de carreteras e infraestructura. También aumentó por migración la población urbana y rural, y se incrementó la demanda de servicios básicos y bienes de consumo en los principales centros urbanos (Gutiérrez, 2010).

Ahora bien, el Contrato Plan de Arauca, fue suscrito el 16 de Febrero de 2013 en la ciudad de Arauca “(...) entre el Departamento Nacional de Planeación, el Gobernador de Arauca, los siete (7) alcaldes de municipios del departamento (Arauca, Arauquita, Fortul, Saravena, Puerto Rondón, Tame y Cravo Norte) que comprende el área de intervención, la directora de Corporinoquia, el presidente de Ecopetrol y el gerente del Oleoducto Bicentenario” (Contrato Plan Arauca, 2016). Para este Contrato se tiene presupuestada una inversión de aproximadamente  $1,72 billones:  el aporte de la Nación será del 63% (1,09 Billones), el Territorio aportará  $597 mil millones (35%) y se esperan otros 32 mil millones de pesos de otro tipo de programas. Además, el plazo de ejecución del Contrato Plan Arauca es de ocho años. Entre 2013-2020 se ejecutarán $1.7 billones en 25 programas y proyectos de inversión definidos (Departamento de Planeación Nacional, 2016).

El principal objetivo que puede visualizarse dentro del Contrato Plan es el “mejoramiento de la productividad y la competitividad” que permita fortalecer las capacidades territoriales para el desarrollo social y económico, incorporando cuatro prioridades estratégicas; a saber:

-       Productividad y competitividad: centrada en la intervención de la infraestructura que permita mejorar la movilidad y conectividad de las unidades productivas integradas a los mercados nacionales e internacionales; así como la promoción y fomento de proyectos productivos que permitan generar una oferta diferenciada y con valor agregado en el departamento.

-       Desarrollo social: busca fomentar las condiciones de vida dignas y mejorar las oportunidades para la formación y el trabajo de la población. En esta prioridad se establece la competitividad como la correlación de elementos del entorno social y económico para el desarrollo sostenible.

-       Sostenibilidad ambiental: pretende garantizar la protección y conservación de la diversidad biológica, y la provisión de los servicios ecosistémicos contribuyan a los procesos de consolidación del desarrollo y crecimiento económico. Para esto se incorporan los principios del desarrollo sostenible a los programas y proyectos vinculados al Contrato Plan.

-       Soberanía y territorio: intentan mejorar las condiciones de infraestructura para la seguridad y convivencia, que a su vez complementen los avances en productividad y competitividad con garantías de seguridad y convivencia en el departamento.

 mapa

En lo que respecta a la ejecución del Contrato Plan, es posible encontrar una inconformidad generalizada, que ha sido manifestada por los algunos líderes de los gremios campesinos del sector. Opiniones que van desde la inadecuada priorización de los recursos, hasta la promesa incumplida del Contrato Plan (FEDEGAN, 2016).

De ahí surgen una serie de preguntas respecto al funcionamiento y eficacia del Contrato Plan: ¿Cómo se está ejecutando el Contrato Plan? ¿En qué se están priorizando los recursos? ¿Quiénes son los responsables de responder por estas irregularidades? Sin embargo, los vacíos y problemas deben ser analizados desde la perspectiva práctica y de formulación. Práctica, en lo que concierne al mismo objetivo del Contrato Plan que es mejorar las condiciones de la población; y de formulación, analizando qué posibles vacíos podemos encontrar en el Contrato Plan  que sean contraproducentes para el despliegue de los objetivos del mismo.

*Estudiantes de Ciencias Políticas de la UPB. 

REFERENCIAS

DANE. (2015). Resultados y proyecciones (2005-2020) del censo 2005. S.L.

Departamento Nacional de Planeación. (19 de diciembre de 2016). Contrato Plan Departamento de Arauca. Recuperado de: https://www.dnp.gov.co/Contratos-Plan/Paginas/Contrato-Plan-Departamento-de-Arauca.aspx

FEDEGAN (2016). 3 años y pocos avances, balance del Contrato Plan de Arauca. Contexto Ganadero. Recuperado de: http://www.contextoganadero.com/regiones/3-anos-y-pocos-avances-balance-del-contrato-plan-de-arauca

Gobernación de Arauca. (2012). Demografía. Recuperado de:  https://www.arauca.gov.co/gobernacion/departamentos/generalidades

Gutiérrez, O. J. (2010). Arauca: espacio, conflicto e institucionalidad. Análisis Político, 23 (69), 3-34. Retrieved February 06, 2017. Recuperado de: http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0121-47052010000200001&lng=en&tlng=es.

certram

Entrevistas

analecta

Contacto

Campus de Laureles
Circular 1 No. 70-01 - Bloque 12
Medellin - COLOMBIA
Teléfono: (57 4) 354 45 34 - 354 45 36
E-mail: cepri@upb.edu.co