logo cepri
logo upb
Jueves, 25 Mayo 2017 13:31

Segundo seguimiento a las zonas veredales transitorias de Antioquia: Vigía del Fuerte

Segundo seguimiento a las zonas veredales transitorias de Antioquia: Vigía del Fuerte Tomada de: El Colombiano

ALEJANDRA GARZÓN, LUCAS LAZO, FELIPE MURCIA, NAYUA MUSTAFÁ, JOHN SALAZAR Y CRISTÓBAL SEPÚLVEDA* 

 

Vigía del fuerte, es un municipio de Colombia localizado en la zona de Urabá en el departamento de Antioquia, fundado en 1815 y con erección de municipio para 1913 tras ordenanza del mismo año. Tiene aproximadamente 8.500 habitantes, de los cuales la mayoría son rurales. Su ubicación limita por el norte con el municipio de Murindó, por el este con los municipios de Frontino y Urrao y por el sur y oeste con el departamento de Chocó. Su cabecera central dista de 303 kilómetros de la ciudad de Medellín, capital del departamento de Antioquia, con una extensión geográfica total de 1.801 kilómetros cuadrados. De dicha extensión, su área urbana solo comprende 0,2 km2, con un área rural superior de 1.799 km2. En virtud de lo anterior, su población aproximada para el 2015 fue de 7.586 habitantes, de los cuales su población urbana aborda los 2.099 lugareños (Censo, 2005).

En materia de conectividad, existen dos maneras de arribar al municipio: una por vía aérea, con salidas a distintos puntos del departamento y el país, a través de su aeródromo terrestre y otra por vía fluvial, a través del río Atrato conectando directamente al departamento de Chocó y otros corregimientos del municipio y del propio departamento Antioqueño. 

Además, su principal economía de pequeña escala y de tipo local, se fundamenta en los cultivos de especies tales como el maíz, plátano, arroz, yuca, limón, borojo, guayaba, arroz, piña, yame, chontaduro, caimito, lulo, guamas, guanábana y caña de azúcar. De la misma manera, la pesca forma parte importante como actividad económica, con la extracción de especies como el bocachico, dentón, chícharo, doncella, bagre, barbudos, charre, pema, y la explotación maderera con énfasis en especies como el guino, abarco, cedro, guayabillo, cativo.

En particular las problemáticas del municipio de Vigía del Fuerte son: desventajas de la población rural en comparación con la población urbana en condiciones de materia de salud, educación, vivienda y servicios de acueducto y alcantarillado. Además, a esto se suma, la imagen con notorios prejuicios sociales puesto que se observa y siente la presencia estigmatizada por ser un lugar de concentración de ‘’guerrilleros’’.

Por otra parte, la importancia de que en Vigía del Fuerte se establezca un campamento de las Farc para su transición a la vida civil puede entenderse en dos sentidos: primeramente, que los desmovilizados puedan promover el desarrollo en la zona y en la región en temas de agricultura y con el apoyo del SENA la tecnificación de la ciudadanía, es decir, el SENA brindó una unidad móvil, la cual realiza un estudio de identificación y caracterización de las capacidades físicas y mentales de los miembros, para así poder identificar las necesidades de formación de estas personas, con el fin de brindar cursos para una formación justa y adecuada; un segundo enclave importante de que el proceso de concentración ocurra en dicho territorio, será la visualización que se le dará a esta región por parte del Estado, recordando que Vigía del Fuerte no solo ha sufrido las consecuencias del conflicto armado interno, sino también el descuido por parte del Gobierno Nacional.

Sin embargo, la población de este municipio, se siente optimista acerca de este proceso y a la expectativa de que sus condiciones de vida mejoren con la visualización de parte de organismos internacionales, que verificarán el proceso de transición y desmovilización de las Farc, también, tendrán interacción con la sociedad y pobladores de Vigía del Fuerte. Asimismo, un avance de un 10% en los campamentos para la ubicación de las Farc en la vereda Vidrí, de Vigía del Fuerte, reporta la comisión verificadora de la Gobernación de Antioquia, después de la quinta y última visita a estas zonas. Al lugar se espera la llegada de unos 280 miembros de las FARC, por lo que están pidiendo que se amplíe por lo menos dos hectáreas la Zona Veredal.

“Todavía no está adecuado para recibir los miembros de las Farc, la comisión considera que está avanzado en un 10 o un 15%, es una zona donde han llevado algunos implementos de trabajo, pero no hay nada organizado, falta comunicación” señaló el gobernador de Antioquia Luis Pérez Gutiérrez.

En el lugar de pre agrupamiento de la Arquía hay 130 miembros del frente 34 de las Farc, que ha sido el enclave subversivo de esta estructura en el departamento del Chocó, el occidente de Antioquia y parte del Urabá antioqueño, esto hace que sea uno de los frentes más importantes del occidente de Colombia.

Asimismo, se debe comprender que una Zona Veredal se caracteriza esencialmente por ser un lugar donde se garantizara el cese al fuego y hostilidades de manera definitiva, junto con la dejación de armas e iniciar el proceso de preparación para la reincorporación a la vida civil de las Farc. De esta manera, esta Zona Veredal es un terreno donde se encuentran asentadas carpas de alojamiento, planta de agua y energía por medio de planta eléctrica diesel, ya que no hay interconexión eléctrica en el municipio. También hay que recordar que el campamento como tal tiene aproximadamente 2 hectáreas y no puede ingresar todas las personas que lo deseen, a menos que tenga un permiso especial; pues este lugar es asentamiento solo para los miembros de las Farc.

Además, dentro de los planes de monitoreo, la Zona Veredal  que se ha establecido como lugar de asentamiento de los campamentos FARC para el proceso de reinserción social fue la vereda de Vidrí, del corregimiento de Vegaez, en Vigía del Fuerte. Su acceso como muchas otras veredas tras lo convenido en los acuerdos de paz, son de acceso libre a la zona en cuestión, principalmente por vía terrestre, mas no a los campamentos donde se han asentado los miembros de las FARC con constante resguardo de actores nacionales e internacionales tras protocolos previos. Sin embargo, para acceder a dicha zona, existe una fuerte presencia de policías y militares, los cuales están monitoreando por “anillos de seguridad”, tales como: 1) Farc 2) Policía Nacional y 3) mecanismo de monitorio internacional (ONU, Gobierno y Farc). Asimismo, es necesario dar previo aviso a las autoridades locales para dar constancia de la presencia en cuestión, y evitar cualquier situación indeseable.  Además, es relevante recordar que el Gobierno Nacional es el responsable y encargado de suministrar todo lo necesario para este campamento, pues una de las cosas más importantes es que se encuentra la presencia del Ministerio de Salud por medio de una carpa con un médico permanente para atender a los guerrilleros que están en esta zona y la presencia de unidades móviles del SENA para realizar las capacitaciones diarias que estos necesitan.

Por otro lado, la extensión del área destinada por acuerdo de asentamiento de los campamentos de concentración de las Facr, y en este caso el de Vidrí, contempla un área de 400 m2, lugar que dista prudentemente del casco central de la población. La cantidad de integrantes de las Farc en el campamento según los datos aportados por el edil de Vigía del fuerte, suma un total de 200 miembros aproximadamente, con una estadía (según lo tratado) de 180 días o 6 meses, en que sus integrantes comprenden tanto hombres como mujeres.

Conjuntamente, es importante para la realización de todo lo mencionado anteriormente los mecanismos y organismos que surgieron tras la negociación, tales como: PDET (Programas de desarrollo agrario integral con enfoque territorial); RRI (Reforma rural integral); CSVR (Comisión de implementación, seguimiento y verificación del acuerdo final de paz y de resolución de diferencias); CNR (Consejo nacional de la reincorporación); PTN (Puntos transitorios de normalización); MM&V (Mecanismo de monitoreo y verificación) y CI-MM&V (Componente internacional del mecanismo de monitoreo y verificación.  Es así como los integrantes de las FARC y los representantes del gobierno, vigilan que lo acordado se cumpla a cabalidad, además los integrantes de las FARC dentro de la zona especial tienen permisos especiales para misiones fuera del área, teniendo una autorización de salir y regresar al campamento.  Estas personas dentro del campamento ubicado en Villa Fuerte, cuentan con auxilios del gobierno por un periodo de seis meses, el cual les suministra recursos para la satisfacción de las necesidades básicas como la alimentación y salud, para así luego ellos lograr emprender una nueva vida.  Finalmente, la idea es lograr visibilizar a Vigía Del Fuerte y que no sea aislada como se ha enmarcado históricamente, al igual que muchos otros municipios del país, con una integración efectiva al gobierno central de Colombia. A esto se suma la especial importancia de incorporar a la sociedad colombiana, pues la población de este municipio se siente optimista acerca de este tan anhelado proceso del cese al fuego, hostilidades bilaterales definitivas, y la dejación de las armas.

 

*Estudiantes de Ciencias Políticas - Universidad Pontificia Bolivariana

REFERENCIAS

Estadística, d. a. (2005). www.dane.gov.co. Recuperado  de https://www.dane.gov.co/index.php/estadisticas-por-tema/demografia-y-poblacion/proyecciones-de-poblacion

Enrique, Manuel. (2017). Entrevista por Alejandra Garzón & Nayua Mustafá.

Fuerte, A. d. (2017). Alcaldía de Vigía del Fuerte. Recuperado de http://www.vigiadelfuerte-antioquia.gov.co/quienes_somos.shtml   

Fuerte, A. d. (2017). Alcaldía de Vigía del fuerte. Recuperado de http://www.vigiadelfuerte-antioquia.gov.co/informacion_general.shtml  

 

certram

Entrevistas

analecta

Contacto

Campus de Laureles
Circular 1 No. 70-01 - Bloque 12
Medellin - COLOMBIA
Teléfono: (57 4) 354 45 34 - 354 45 36
E-mail: cepri@upb.edu.co