logo cepri
logo upb
Viernes, 27 Junio 2014 19:31

Campaña de boicot, desinversión y sanciones: De Sudáfrica a Palestina

Daniel Fernández Montoya*

27/06/2014

En los años recientes se ha dado el calificativo de régimen de Apartheid a la situación que se presenta en territorios de oriente medio y que enfrentan a los Estados de Israel y Palestina; este calificativo se da, basado en el régimen de Apartheid que se presentó en Sudáfrica desde el año 1948, hasta principios de la década de 1990; donde el Estado y la sociedad, se caracterizaron por hacer una discriminación abierta de las personas de raza no blanca en las ámbitos laborales, sociales y económicos , y donde las personas de color blanco eran consideradas superiores a las personas de las otras razas que allí habitaban.

En los territorios ocupados de Palestina se empieza a hablar de este tipo de régimen, debido a la discriminación abierta que se presenta contra los pobladores de dichos territorios, los cuales son clasificados según su religión y lugar de origen, y acorde a esta clasificación le son otorgados beneficios o le son aplicadas diferentes restricciones de movilización dentro del territorio, restricciones laborales y/o restricciones al acceso a sistemas de salud y educación. La comunidad palestina ha intentado llamar la atención de organizaciones internacionales (como la Organización de Naciones Unidas), de diferentes países de la comunidad internacional, y de la sociedad mundial en general; para así llevar su caso a instancias internacionales y buscar generar una empatía a nivel mundial que logre ponerle fin a una discriminación que han sufrido por años. Para estos fines han utilizado una campaña denominada "Boicot, Desinversión y Sanciones" que busca calar en los diferentes sectores sociales y ámbitos internacionales para buscar ese reconocimiento y apoyo que tanto necesitan.

Este ensayo busca analizar esta campaña de Boicot, Desinversión y Sanciones que se lleva a cabo actualmente en Palestina y analizarla a la luz de las campañas lideradas por diferentes sectores de la sociedad en el caso del Apartheid Sudafricano en donde se emplearon tácticas semejantes con objetivos semejantes. En este trabajo se buscará responder o dar un marco de referencia de conceptos como qué es un sistema de Apartheid, el papel de Sudáfrica y la comunidad internacional en dicho régimen, el papel que desempeñó la Organización de Naciones Unidas en esta situación; del mismo modo tratar cómo la situación que se vive en Palestina se adecúa o no con la definición de un régimen de "Apartheid", el papel que ha desempeñado la ONU en esta nueva situación y las diferencias y semejanzas que existen entre la situación sudafricana y la situación que se vive en Palestina.

¿Qué es Apartheid y cómo se desarrolló en Sudáfrica?

Antes de hablar de las principales problemáticas que busca abordar el ensayo, debemos primero dar una definición de lo que significa "Apartheid", ya que esta palabra y su significado, serán la piedra angular de todo el ensayo y con base en ella, se realizarán las diferentes aproximaciones a la situación de los dos países que se van a tratar dentro de este trabajo. Según Bissio (1977) "Apartheid"   es   una   palabra   compuesta   por una  raíz  inglesa  "apart"  (aparte)   y  la  terminación  "heid"  que  en  holandés  significa rebaño o ganado.

El sistema de Apartheid empezó a ser utilizado en Sudáfrica en el año 1948 con la llegada al poder del holandés Hendrik Frensch Verwoerd, en cabeza del Partido Nacional, que defendía el nacionalismo racista.

Las principales características del apartheid sudafricano, según Beatriz Bissio eran:

Por   el   apartheid   se   definen   las   categorías   raciales:   gente   de   color,   blancos e indígenas. Luego se subdivide a la gente de color en malayas, indios, chinos y otros asiáticos. En la pirámide de "categorías" humanas está la raza blanca en la cúspide y la raza negra en la base, con todas las escalas intermedias.

La   médula   del   apartheid   es   la   separación   territorial   de   las   razas   blanca   y  negra. Mientras que los blancos (un 17.7% de la población) ocupan prácticamente todo el territorio  y  naturalmente  las  mejores   tierras,   la  mayoría  negra  se  verá  reducida  a los   "ghettos"   urbanos   y   a   enclaves   llamadas   con   el   eufemismo   de   "Bantu Homelands"   que   degeneró   en   "batustanes"   y   que   se   traduciría   por   "territorios patrios". Los batustanes ocupan el 13 por ciento de Sudáfrica, en las peores tierras, carentes de infraestructura económica y de beneficios sociales, y sin ningún tipo de recursos naturales.

Por ley todos los hombres y mujeres   negros   mayores   de   16   años   están   obligados   a   portar   tarjetas   de identificación  con  fotografía,  indicación  de  grupo  étnico,   etc.   Y  desde  1952  deben además portar su "libreta de referencia" que incluye datos como el estar al día con el   pago  de  impuestos,   registro  de  empleo   y  permiso  para  permanecer   en  la  zona blanca.   La   carencia   de   este   documento   se   castiga   como   delito.   Además,   el apartheid   obliga   a   los   no   blancos   a   pasar   por   diferentes   puertas   en   escuelas  y universidades y a asistirse con diferentes médicos en los hospitales.

Estas condiciones de segregación racial llevaron a la comisión de muchos abusos, entre ellos la masacre de Sharpeville, ocurrida el 21 de marzo de 1960, en la cual 69 manifestantes africanos perdieron la vida a manos de la policía. Igualmente se vivió una época de represión caracterizada por las detenciones arbitrarias y las condenas a cadena perpetua o a pena capital. Uno de los personajes más icónicos de esta represión fue el líder Nelson Mandela, quien fue capturado en el año 1962 por delitos relacionados con el terrorismo, al encabezar la rama violenta que se oponía al Apartheid y fue condenado a cadena perpetua.

El régimen del apartheid se extendió hasta inicios del año 1992, año durante el cual se abolieron todas las leyes y reformas que permitían la segregación racial y otorgaban plenas libertades a los africanos blancos. Durante 1948 y 1992, el régimen sudafricano enfrentó a diferentes campañas de repudio, boicot, desinversión y sanciones, lideradas por diferentes sectores de la sociedad y desde diferentes países. Estas campañas causaron un impacto importante en la economía y la política internacional del país, impactos que terminaron por derrotar el régimen del apartheid y llevar a Sudafrica a adoptar un modelo estatal democrático, adoptando el principio de una persona un voto.

El Movimiento Anti-Apartheid británico y las diferentes iniciativas populares contra el régimen racista.

Muchos sectores del mundo y la comunidad internacional declararon su descontento y desaprobación a la situación que se presentaba en Sudáfrica desde el año 1948. Organismos internacionales como las Naciones Unidas dedicaron un buen número de resoluciones para condenar dichas prácticas racistas; también, sectores de la academia y la sociedad civil lanzaron diferentes campañas buscando generar un llamado de atención sobre la situación que presentaba el país del cono sur africano. Este trabajo, por cuestiones de extensión, se concentrará en un sector de esas protestas, tal vez uno de los más importantes y decisorios a la hora de presentar una campaña de desestabilización por parte de un grupo conformado por personas del común, este grupo fue el movimiento anti apartheid británico liderado por algunos exiliados sudafricanos que se establecieron en Londres y desde allí hicieron todo lo posible por comunicar al resto del mundo la situación que vivía su país y la clase de régimen que imperaba en ese país.

Los fundadores de este movimiento fueron los exiliados Vella Pilay y Tennyson Makiwane, ambos en la década de 1950 planearon los primeros boicots y campañas para afectar los productos sudafricanos. Tres fueron las áreas principales de sanciones internacionales contra Sudáfrica: la económica, que incluía el comercio y la inversión, un boicot cultural y otro deportivo. Los dos últimos tuvieron sobre todo un impacto psicológico en Sudáfrica. La exclusión de Sudáfrica, un país loco por el deporte, de los Juegos Olímpicos desde 1964 en adelante, y sobre todo de las competiciones internacionales de rugby y cricket desde 1970 en adelante, fue provocada por una combinación de presión ejercida por otros estados africanos y manifestaciones, incluyendo la interrupción de partidos de tenis y rugby[1].También se llevaron a cabo otras campañas, como la que buscaba alentar la desinversión del principal banco británico Barclays, al dar a conocer que algunas de sus filiales se encontraban en Sudáfrica, lo que motivó a muchos activistas a sacar sus ahorros de este banco y a evitar a cualquier costo realizar transacciones con sede en dicho banco.

Una de las acciones más importantes y recordadas, fue el concierto ofrecido el 11 de junio de 1988 en el estadio de Wembley, bajo la consigna "Libertad a los setenta" concierto que buscaba la libertad de Nelson Mandela en ocasión de su cumpleaños número 70. A este festival acudieron importantes artistas de la época como Sting, The Specials, Simple Minds, George Michael y Whitney Houston. A este concierto asistieron 72 mil personas, y fue transmitido por la BBC por un total de nueve horas. Dos años después del concierto, el 11 de febrero de 1990, Mandela recobró su libertad y empezó a formar parte de un comité de reconciliación y además realizó una gira por varios países buscando el apoyo de diferentes gobiernos para lograr una transición a un Estado no discriminatorio en su país.

¿Es Israel-Palestina un Estado de Apartheid?

Habiendo ya visto la historia del apartheid sudafricano y las diferentes campañas adelantadas por sectores de la sociedad civil y organizaciones no gubernamentales, pasemos ahora a  analizar la situación de Palestina y los territorios ocupados.

Declaraciones recientes hechas por el Secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, en las cuales expresa que "Si no se consigue aceptar la solución de los dos Estados, Israel corre el riesgo de convertirse en un país del apartheid"[2]. También se recuerda a Nelson Mandela quien dijo "Sabemos muy bien que nuestra libertad está incompleta sin la libertad de los palestinos.". De igual forma se destacan las declaraciones, en 2002, del arzobispo Desmond Tutu que escribió un artículo llamado Apartheid en Tierra Santa, y dijo que en su reciente viaje a Palestina / Israel había recordado "mucho a lo que nos pasó a los negros en Sudáfrica". En 2007, el Relator de Derechos Humanos de la ONU, John Dugard, profesor jurídico de Sudáfrica y experto apartheid, dijo que "las leyes y prácticas de Israel" en los territorios ocupados "sin duda se asemejan en muchos aspectos al apartheid"[3].

Algunos elementos que guardan similitud entre el sistema de apartheid descrito en el capítulo anterior y el sistema de control que se vive en los territorios ocupados palestinos son:

1)      Al igual que en Sudáfrica con los bantustanes, en Palestina se implementan aldeas cercadas por un gran muro que las separa de la parte israelí, en aquellas aldeas cercadas, el ingreso y salida son controlados por parte del ejército israelí y sólo se otorgan en horarios determinados.

2)      Así como en Sudáfrica con los africanos no blancos, en los territorios ocupados y el mismo Israel, los ciudadanos palestinos no cuentan con los mismos derechos laborales que los judíos o los árabes que tienen ciudadanía israelí. Los ciudadanos palestinos que pueden acceder a un trabajo en empresas israelíes son empleados en la mayoría de los casos como mano de obra barata y no tienen derecho a ascender en el ámbito laboral.

3)      De la misma manera que se  les exigía a los africanos no blancos portar un documento en el que  se indicara su etnia y su situación económica. En Israel y sus fronteras se hace un control estricto a los ciudadanos palestinos por medio de documentos de identidad los cuales dan acceso o no a diferentes lugares del país. Adicionalmente, la circulación de un ciudadano palestino en Israel debe ser bajo permiso y éste sólo es otorgado por unas cuantas horas, por lo que si se descubre a un palestino indocumentado y sin su respectivo permiso, puede ser encarcelado o deportado.

Estos puntos son sólo una parte de la situación que tienen que vivir muchos palestinos que son tratados de forma despectiva por parte de las fuerzas del ejército de Israel por el solo hecho de ser palestino.

Campaña de Boicot, Desinversión y Sanciones palestina

La campaña de Boicot, Desinversión y Sanciones empezó a ser promovida en el año 2004, luego de que las numerosas resoluciones proferidas en contra de Israel por parte de la Organización de Naciones Unidas fueran ignoradas sistemáticamente por el gobierno israelí. Ante esta negativa de acatar las sanciones impuestas, en especial la concerniente al muro que divide los territorios israelís de los territorios ocupados en Cisjordania y la Franja de Gaza, la comunidad palestina hizo un llamado a la comunidad internacional buscando fomentar el apoyo de la sociedad internacional, promoviendo campañas de boicot, desinversión y sanciones al Estado de Israel, sus principales empresas asentadas en los territorios ocupados, las diferentes industrias del país, sus principales universidades y académicos, así como se invita a los artistas extranjeros y académicos a no visitar Israel hasta que se respeten las fronteras existentes antes de la guerra de 1967[4].

Los objetivos de esta campaña, según la página oficial del boicot en español, son: que Israel se retire de todos los territorios ocupados en 1967, incluido Jerusalén Este, que desmantele todos sus asentamientos establecidos en esos territorios, que obedezca las resoluciones de Naciones Unidas relativas a la restitución de derechos de los refugiados palestinos y que acabe con su sistema de apartheid[5].

La campaña de Boicot, Desinversión y Sanciones adelantada por diferentes sectores sociales y académicos alrededor del mundo ha empezado a tener éxito y ha obtenido logros importantes como:

-          La cancelación de presentaciones en suelo israelí de artistas como: Roger Waters, Bono, Snoop Dogg, Jean-Luc Godard y Carlos Santana.

-          La liquidación de la más grande exportadora de productos agrícolas israelí, Agrexco, a finales del año 2011. Gracias a una campaña de bloqueos, y cabildeo en los supermercados y gobiernos en más de trece países alrededor de Europa.

-          Gracias a una campaña sostenida en contra de Ahava, una compañía de cosméticos israelí situada en una colonia ilegal, la compañía tuvo que cerrar su tienda más importante en Londres, y otras tiendas más pequeñas en Noruega, Japón y Canadá[6].

Actualmente la campaña de BDS sigue en pie y busca continuar con su accionar alrededor del mundo, ya que le ha presentado un gran avance y en los 9 años que lleva de duración, ha obtenido grandes e importantes victorias que han causado un impacto considerable a nivel mundial sobre la situación que se vive en los territorios ocupados y las condiciones de vida que han padecido los palestinos a lo largo de los casi 70 años de ocupación.

Diferencias y semejanzas entre las campañas adelantadas por el Movimiento Anti-Apartheid y el movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones palestino.

Una similitud evidente entre ambos movimientos es que el Movimiento Anti-Apartheid fue la principal influencia y motivación para la creación de la iniciativa de la campaña de boicot palestina. En sus comunicados, el movimiento palestino hace referencia a los logros obtenidos por el movimiento anti-apartheid e inclusive, al utilizar el término apartheid en sus diferentes comunicados y apariciones en público de muchos de sus miembros, se hace una comparación entre los movimientos y se presenta al movimiento palestino como la continuación del movimiento desarrollado en Gran Bretaña y otros lugares del mundo durante casi 40 años.

Otra similitud entre ambos movimientos se encuentra en su accionar, ambos utilizan el boicot a productos de sus países "opresores", buscan hacer un llamado a la desinversión en aquellas empresas claves para la economía local y aspiran lograr la imposición de sanciones por parte de Estados fuertes y de instituciones internacionales como la ONU, en contra de los gobiernos que los discriminan.

Una tercera similitud que comparten los movimientos es el apoyo del que gozan a nivel institucional en la mayoría de las universidades e instituciones educativas a lo largo del planeta. Los boicots a intelectuales y dirigentes del apartheid se realizaron en universidades como Yale, MIT, Oxford, entre otras de las más reconocidas e importantes del mundo académico. Los boicots realizados a los diferentes intelectuales y dirigentes del gobierno israelí comparten estos mismos escenarios.

Al hablar de las diferencias, se puede decir que el Movimiento Anti-Apartheid tuvo un impacto mayor para una época donde no se habían desarrollado las telecomunicaciones de la misma manera en la que están desarrolladas ahora. Por lo que la acogida del primer movimiento fue más masiva que lo que representa el impacto y la acogida del movimiento palestino.

Otra diferencia importante fue el papel que cumplieron los exiliados en el Movimiento Anti-Apartheid, la mayoría de estos fueron grandes líderes en sus ciudades y llegaron incluso a reunirse con diferentes jefes de Estado para dialogar sobre la situación de su país de origen. La campaña palestina por su lado, no ha contado con un alcance tan elevado y aunque algunos Estados han impulsado sanciones contra Israel, no se ha contado con el apoyo de países verdaderamente determinantes en el escenario internacional que puedan causar un impacto evidente en las relaciones con Israel y su apoyo al gobierno palestino.

Para finalizar, una de las más grandes diferencias entre los dos movimientos, es que la lucha sudafricana tuvo un líder visible, un objetivo fijo por el cual se luchó, y fue la liberación de Nelson Mandela, quien a pesar de no querer figurar por encima de los demás prisioneros, se convirtió en un líder al salir de la cárcel y fue tanto su poder que fue elegido como presidente de Sudáfrica dos años después de haber salido de la cárcel. La campaña palestina no cuenta en estos momentos con un líder de la envergadura y talante como lo fue Nelson Mandela, y aunque la Autoridad Palestina tuvo un líder carismático como lo fue Yasser Arafat, su muerte trajo consigo la desaparición de ese líder visible que encarna los ideales de un pueblo oprimido que busca la paz.

Conclusiones

Al finalizar este trabajo, se puede concluir que el régimen de Apartheid pregonado en Sudáfrica implicaba una separación de la sociedad entre razas y esta separación traía consigo unos beneficios para una raza dominante y unos perjuicios y ataduras sociales para las clases no favorecidas.

Al comparar el régimen de apartheid vivido en Sudáfrica y la situación que viven los palestinos de los territorios ocupados desde hace aproximadamente 50 años, se pueden establecer algunas líneas comunes entre el trato que le daban los africanos blancos a los africanos no blancos en su país y el trato que le dan los judíos habitantes de Israel a los ciudadanos palestinos que habitan en los territorios ocupados, principalmente Cisjordania y La Franja de Gaza.

También se pudo establecer una serie de lugares comunes entre los movimientos que buscaban acabar con el Apartheid sudafricano y los movimientos recientes que buscan acabar con el apartheid israelí. Los boicots a productos, escenarios deportivos y líderes académicos y políticos, aunado a una campaña de desinversión de las principales empresas que se lucran de los asentamientos ilegales o de las situaciones de desventaja, son los elementos principales que comparten estas dos campañas separadas por el tiempo.

Para finalizar, el hablar de una fórmula o un camino a seguir para alcanzar el éxito con una campaña de boicot, desinversión y sanciones es algo alejado de la realidad; ya que se deben tener en cuenta las simpatías que se buscan despertar, los países a los que se quiere llegar, la problemática con la que se quiere acabar y el contexto mismo donde se da la acción. Tal vez la necesidad de Inglaterra de figurar como uno de los Estados que apoyaba la libertad y la democracia fue un factor clave para que los diferentes gobiernos que estuvieron en el poder mientras se desarrollaba la campaña en contra del apartheid, brindaran su apoyo. Pudo haber sido también la condición de miembro permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas de Inglaterra lo que ayudó a que las sanciones en contra de Sudáfrica fueran eficaces. O pudo haber sido también el liderazgo que presentaba Nelson Mandela desde la cárcel y el reconocimiento de su persona, lo que llevó a darle un rostro al objetivo del movimiento y lo que hizo que la comunidad internacional se empezara a preocupar por el prisionero número 46664 de Sudáfrica y no por ciudadanos sin anónimos que mueren diariamente a causa de excesos en la fuerza por parte de un ejército de ocupación.

Palestina tiene ahora el reto de trascender las barreras Estatales y empezar a conseguir aliados importantes en su lucha contra esa discriminación de la que viene siendo víctima por más de 70 años. Sin embargo, al no tener un líder visible, contar con divisiones entre Hamas y Al-Fatah, y al desgraciadamente estar involucrada en un conflicto de tintes religiosos, culturales e históricos, una solución a su conflicto no puede ser concebida de una forma semejante a como se resolvió la de Sudáfrica. No obstante, la puerta de los diálogos está entreabierta y existe una posibilidad de llegar a una solución por parte de los dos gobiernos involucrados y con el apoyo de la comunidad internacional.


Bibliografía

______________ (enero de 2010) Presentación. Campaña BDS. Disponible en: http://boicotisrael.net/presenta/ última vez consultado 19 de mayo de 2014

______________() BDS Victories. Disponible en: http://www.bdsmovement.net/victories última vez consultado 19 de mayo de 2014

Bissio, Beatriz. Sudáfrica: La crisis del Apartheid (1977) Nueva Sociedad nro. 31-32, julio- octubre 1977, pp. 231-240.

Clark, Howard. (2009, 6 de agosto) "Campaña de solidaridad internacional con Sudáfrica". Wars resisters internacional. Disponible en http://www.wri-irg.org/node/8348 última vez consultado mayo 19 de 2014.

Mac Liman, Adrián. (2014, 5 de mayo) "John Kerry y el estado del apartheid". El Colombiano. Disponible en:http://www.elcolombiano.com/BancoConocimiento/J/john_kerry_y_el_estado_del_apartheid/john_kerry_y_el_estado_del_apartheid.asp última vez consultado mayo 19 de 2014.

White, Ben. (2013, 24 de julio) Similitudes entre el Apartheid en Israel y Sudáfrica. Campaña BDS. Disponible en: http://boicotisrael.net/bds/similitudes-apartheid-israel-y-sudafrica/ última vez consultado mayo 19 de 2014

[1] Clark, Howard. (2009, 6 de agosto) "Campaña de solidaridad internacional con Sudáfrica". Wars resisters internacional. Disponible en http://www.wri-irg.org/node/8348 última vez consultado mayo 19 de 2014

[2] Mac Liman, Adrian. (2014, 5 de mayo) "John Kerry y el estado del apartheid". El Colombiano. Disponible en:http://www.elcolombiano.com/BancoConocimiento/J/john_kerry_y_el_estado_del_apartheid/john_kerry_y_el_estado_del_apartheid.asp última vez consultado mayo 19 de 2014

[3] White, Ben. (2013, 24 de julio) Similitudes entre el Apartheid en Israel y Sudáfrica. Campaña BDS. Disponible en: http://boicotisrael.net/bds/similitudes-apartheid-israel-y-sudafrica/ última vez consultado mayo 19 de 2014.

[4] ______________ (enero de 2010) Presentación. Campaña BDS. Disponible en : http://boicotisrael.net/presenta/ última vez consultado 19 de mayo de 2014

[5] Ibíd.

[6] ______________() BDS Victories. Disponible en: http://www.bdsmovement.net/victories última vez consultado 19 de mayo de 2014.


* Daniel Fernández Montoya  es estudiante del curso electiva/optativa Estudios Orientales de la Facultad de Ciencias Políticas de la UPB, que dirige el profesor Eugenio Pili.

Política Urbana

Colombia

No result...

América Latina

No result...

Política Internacional

Ensayo Filosófico

certram

Entrevistas

analecta

Contacto

Campus de Laureles
Circular 1 No. 70-01 - Bloque 12
Medellin - COLOMBIA
Teléfono: (57 4) 354 45 34 - 354 45 36
E-mail: cepri@upb.edu.co