logo cepri
logo upb
Viernes, 14 Octubre 2016 02:10

Del golpe de Estado al plebiscito, la «divina sorpresa» del presidente Erdogan

Del golpe de Estado al plebiscito, la «divina sorpresa» del presidente Erdogan Foto tomada de la BBC

MOHAMED BADINE EL YATTIOUI* | 13 OCTUBRE 2016

 

La noche del 15 al 16 de Julio de 2016, los turcos creyeron vivir de nuevo un momento trágico  de su historia con la tentativa de golpe de Estado militar, como en 1960, 1971, 1980 y 1997.

El poder del presidente Erdogan pareció caer durante una parte de la noche, pero el líder pudo, a través de una llamada por Facetime difundida en la televisión, retomar el mando desde su estación de verano en Bodrum. Llamó a los turcos a salir a las calles para defender la democracia y le oyeron: En pocas horas todo cambió a favor del presidente.

 

Las motivaciones de los golpistas

En Europa, muchos analistas consideran que el debate es entre los defensores del "laicismo" y los defensores del "islam político", pero el conflicto real ocurre entre aquellos que quieren que el ejército mantenga su rol político y entre aquellos que quieren su neutralidad. El AKP de Erdogan, poco a poco, ha hecho todo para neutralizar el ejército a nivel económico (donde tenía privilegios) y a nivel político (hasta 2010, el estado mayor hablaba en televisión y en los periódicos de la actualidad política y daba su punto de vista). Erdogan, jefe del gobierno y presidente, ha cambiado paulatinamente tal situación. El juicio Ergenekon en 2013 le ha permitido controlar el estado mayor con las convicciones de generales kemalistas.

El presidente Erdogan acusa el predicador exiliado en Estados Unidos, Fethullah Gulen, de haber impulsado la tentativa de golpe. Sus aliados, integrantes de FETO, son numerosos en la magistratura y la policía, pero no en el ejército. ¿Hubo una alianza circunstancial entre algunos miembros del ejército y Fethullah Gulen? Nadie puede afirmarlo con certeza.

 

Las consecuencias a corto y mediano plazo

La oposición acusa al presidente de querer aumentar su influencia y querer concentrar todos los poderes. Solo le falta la reforma constitucional por un régimen presidencial que desea desde hace mucho tiempo. Esta tentativa de golpe de Estado podría permitirla.

Además, la purga que desde hace un mes se ha hecho en toda la burocracia (en el ejército y en el poder judicial) podría permitirle la consolidación de todo el territorio con hombres de confianza. La recuperación de la pena de muerte instaura un clima de miedo.

Turquía presenta un contexto difícil, que se explica por su posición geográfica en el interminable conflicto en Siria y el caos iraquí. Las luchas entre el poder civil y el poder militar son conocidas frente a la gestión de estas crisis. El ejército quedó como un heredero de la tradición kemalista de neutralidad en los conflictos y en los problemas regionales; mientras que el presidente Erdogan, con los cambios de la política exterior de los últimos años, abandonó la doctrina Davutoglu de "cero problemas con sus vecinos". Esta es la consecuencia del cambio del contexto con la "primavera árabe" y sus consecuencias caóticas.

 

¿Qué conclusiones quedan pocas semanas después?

En primer lugar, la madurez de la sociedad turca que defendió la democracia y los resultados de las elecciones frente al ejército.

En segundo lugar, la madurez de los partidos políticos de oposición (kemalistas del CHP, nacionalistas del MHP y pro-kurdos del HDP) que han condenado el golpe de Estado.

En tercer lugar, la popularidad intacta de Erdogan, primer presidente elegido por voto universal directo en agosto de 2014, y que ha movilizado a sus partidarios en todo el país en pocas horas. Su gestión de la crisis fue impresionante porque ha demostrado su enlace directo con los turcos. La espontaneidad de la población lo ha confirmado.

Recep Tayyip Erdogan ha demostrado su capacidad de gestión de una crisis extrema. El anuncio del golpe con la toma de posesión del poder por el ejército duró pocas horas, y el enlace directo entre el presidente y la población podría ser utilizado para justificar el cambio de régimen en Turquía, de una democracia parlamentaria imperfecta, bajo la tutela del ejército, a un régimen presidencial de tipo plebiscitario.

Esta transformación profunda de las instituciones turcas se explica por consideraciones internas (recuperación del conflicto con el PKK y la venganza de la Anatolia conservadora frente a la costa egeene laica) y externas (caos regional).

 

*Doctor en Ciencias Políticas. Profesor Universidad Lyon III. Profesor visitante UPB

Política Urbana

Colombia

No result...

América Latina

No result...

Política Internacional

Ensayo Filosófico

certram

Entrevistas

analecta

Contacto

Campus de Laureles
Circular 1 No. 70-01 - Bloque 12
Medellin - COLOMBIA
Teléfono: (57 4) 354 45 34 - 354 45 36
E-mail: cepri@upb.edu.co