logo cepri
logo upb
Jueves, 16 Febrero 2017 19:17

I Seminario Internacional de pensamiento político: Justicia y Pos-acuerdo

Damos una cordial bienvenida en esta mañana al I Seminario Internacional de Pensamiento Político: Justicia y Pos-acuerdo, a las autoridades de la Universidad Pontificia Bolivariana, a los panelistas internacionales y nacionales, miembros de la Fuerza Pública, representantes del Gobierno nacional, autoridades eclesiásticas, estudiantes y comunidad en general, que nos acompañan en este evento académico.

El seminario tiene como propósito analizar desde el pensamiento político actual, la importancia de la justicia en Colombia, que contribuya de una manera interdisciplinar a la construcción de paz de una nación que ha decidido cerrar un ciclo de violencia interna.

El país ha tomado una decisión trascendental el pasado domingo 2 de octubre con el Plebiscito. En las urnas se ha visto reflejado una perspectiva de la nación colombiana que le ha dicho No al acuerdo en La Habana con las FARC, lo que deja en una encrucijada institucional y un mar de incertidumbre en el intento por dar solución a un conflicto armado de más de cinco décadas. Desde los inicios de la modernidad hemos entendido lo político como contingente, en el sentido de que podría haber sido de otro modo. La contingencia de la política es lo que hace posible la libertad. Pero la contingencia de la política aterra, en particular a comunidades políticas que han quedado traumatizadas, como la colombiana, después de haber sufrido las consecuencias de esta contingencia, de que las cosas siempre puedan ser de otro modo, incluso del peor o mejor modo posible. No resulta práctico acudir ahora a anacronismos, sino a realidades concretas en el aquí y en el ahora, en el que nos toca ser creativos para salir de este laberinto en el que hemos quedado. La política debe ser también una actividad terapéutica que ayude a sanar las heridas de la derrota y el estímulo a nuevas formas de reconciliación. El problema no es el sí o el no, sino decidir sobre qué tipo de sociedad queremos construir como nación. Es momento para pensar, ser prudentes y sensatos sobre el futuro que anhelamos: es el compromiso y la responsabilidad de todos.

La Universidad Pontificia Bolivariana, y sus facultades de Derecho y de Ciencia políticas, no sólo se han vinculado en una celebración de los 80 años de vida institucional, sino que además se compromete académica con una sociedad que intenta buscar soluciones políticas y jurídicas urgentes a sus problemas más graves. La responsabilidad social en la Universidad Pontificia Bolivariana es uno de sus pilares en su actividad frente a la sociedad y en la forma de buscar soluciones no violentas a los problemas más ingentes que ha padecido la sociedad desde su génesis como República.

Cuatro aspectos fundamentales nos convocan en este Primer Seminario Internacional de Pensamiento Político. En primer lugar, destacar la consideración sobre la Justicia, que desde los autores clásicos griegos, romanos, medievales, modernos y contemporáneos ha sido objeto de análisis en tanto es uno de los grandes valores políticos sobre los que es factible que la sociedad pueda avanzar en sus ideales de vida buena y de felicidad. Preguntas como: ¿Es posible construir una sociedad más justa? A partir de las teorías neocontractualistas, ¿cómo ordenar correctamente las sociedades hoy a partir de principios de justicia e instaurar la igualdad y la libertad? ¿Cómo articular las ideas del bien común con las de la individualidad de la libertad? ¿qué es la justicia? ¿qué es lo justo?, ¿qué representa la justicia para el ciudadano hoy en un escenario de globalización, de interdependencia y de necesaria crítica a las instituciones? ¿Quiénes son los justos en medio del conflicto armado colombiano? Probablemente como lo hemos aprendido desde el texto de La República de Platón, no hay una respuesta única a lo que es o podría ser la justicia, pero lo que si puede ser factible, es preguntarnos de qué manera podemos hacer que las instituciones logren hacer real y efectiva la justicia.

Colombia, se enfrentará a un modelo de justicia transicional que, en principio, no va a estar guiado en un marco de justicia retributiva como máxima de acción judicial, sino de modelos alternativos transicionales ligados al concepto de justicia restaurativa, que intentará brindar en nuestro contexto la verdad, la justicia, la reparación y la no repetición para las víctimas de conflicto armado.

El debate sobre la justicia hoy tiene varios matices, no sólo como un concepto filosófico, político y jurídico, sino también como un concepto de aplicación en instancias internacionales como los tribunales penales internacionales. El debate sobre la justicia al que hoy asistimos en nuestro seminario, implica también una reflexión interdisciplinar, esto es, una mirada desde el Derecho, la filosofía política, la sociología, la historia y las teorías de las relaciones internacionales, que nos aseguran una un análisis pertinente para nuestro contexto.

En segundo lugar, una reflexión en torno a la posibilidad de una transición militar y policial en el país, y el rol que cumplirán estas instituciones. La Fuerza Pública ha cumplido su tarea constitucional y la seguirá cumpliendo en aras del fortalecimiento del Estado. Es relevante indicar que los miembros de la Fuerza Pública y sus familias también son considerados víctimas del conflicto armado, y por esto se les reconoce como una parte afectada dentro de la misma confrontación, y que además necesita ser asistida por el Estado colombiano.

En tercer lugar, este seminario busca pensarnos como nación desde el reconocimiento de nuestro pasado para proyectarnos como sociedad con conflictos, pero sin una confrontación armada aguda como la que hemos padecido. La esperanza de una nación que no es violenta en sí misma, pero que necesita reformas estructurales que eviten nuevos en focos de tensión social, será un objetivo de largo aliento y que exigirá paciencia en todos los frentes del Estado. Una lectura antropológica, educativa, histórica y psicoanalítica nos ayudarán en este sentido. La Universidad, entonces, se convierte en un espacio privilegiado de propuestas para que el Estado mismo pueda emprender una ruta de cambios institucionales favorables a la construcción de paz.

En cuarto lugar, las Altas Cortes de nuestro país tendrán como reto la aplicación de un sistema jurídico más eficaz y cercano al ciudadano; los desafíos en materia de justicia transicional a los que se enfrentará el país, pero sobre todo, la presencia de los magistrados de las Altas Cortes nos indican su compromiso para que las instituciones jurídicas del Estado, se piensen así mismas como un factor determinante en el cierre de este conflicto armado, puesto que gran parte del éxito de este cierre de ciclo de violencia radicará en la posibilidad de que las víctimas sean reparadas, y que finalmente pueden conocerse no solo una verdad judicial, sino una verdad histórica del país que sane las heridas dejadas por el conflicto armado.

Queremos señalar que este seminario está enmarcado en la celebración de los 80 años de nuestra Universidad y de la Facultad de Derecho, con el cual le rendimos un homenaje sincero por sus aportes tan importantes a las instituciones jurídicas del país y a la formación ininterrumpida de profesionales éticos al servicio del Derecho y la construcción de paz de la nación.

Extendemos un agradecimiento muy especial a las autoridades de la Universidad Pontificia Bolivariana que ha apoyado la realización de este evento, a los panelistas internacionales y nacionales, miembros de la Fuerza Pública, representantes del Gobierno nacional, autoridades eclesiásticas, profesores de la Facultad de Derecho y de los de Ciencias políticas, estudiantes y comunidad en general que asisten a este evento académico.

La Facultad de Derecho y la Facultad de Ciencias Políticas confían en que estos espacios colaborativos fortalecen las disciplinas y la creación de instituciones académicas fuertes que permitan el avance de las ciencias, disciplinas y saberes al servicio de una sociedad que tiene la esperanza en un mañana alejado de la guerra y más cercano a la esperanza de “vivir juntos”, pero no de cualquier manera, sino de “vivir bien juntos” como gran objetivo de la política.

Finalmente, destacamos algunas palabras de la reciente editorial de la revista Analecta política de la Facultad de Ciencias Políticas a propósito de la situación que estamos atravesando, acudiendo a Estanislao Zuleta cuando expresa la necesidad de aceptarnos desde la diferencia y desde la madurez del cómo asumir los conflictos y aprender de ellos:

Yo le replicaría para mí que una sociedad mejor es una sociedad capaz de tener mejores conflictos. De reconocerlos y de contenerlos. De vivir no a pesar de ellos, sino productiva e inteligentemente en ellos. Que sólo un pueblo escéptico sobre la fiesta de la guerra, maduro para el conflicto, es un pueblo maduro para la paz. (2009, p.30)

Los colombianos debemos aprender a vivir juntos en el conflicto pero en la construcción de mejores horizontes de vida, esto es aprender y querer vivir en paz, no como sueño sino como realidad posible, de forma tal que no se haga real aquella sentencia de Panikkar: “La lucha por la paz crea generalmente otra guerra y, desde luego, produce un desequilibrio que, a la larga o a la corta, causará una nueva desestabilización, que probablemente será más profunda que la primera” (1993, p. 21), de ahí que resuene con mayor fuerza en estos momentos de encrucijada nacional, la frónesis aristotélica como habilidad para pensar cómo y por qué debemos actuar de forma sensata para cambiar y mejorar nuestras vidas con prudencia y deliberación. La frónesis podría ser un bálsamo para disminuir la agresividad de un país polarizado entre el Sí y el No.

Esperamos que este evento académico contribuya a la construcción de nación y de mejores ideales de vida donde la justicia sea el centro y motor de una sociedad en paz que deseamos todos los colombianos.

¡Bienvenidos!

Porfirio Cardona Restrepo

Director (E) Facultad de Ciencias Políticas

Universidad Pontificia Bolivariana

certram

Entrevistas

analecta

Contacto

Campus de Laureles
Circular 1 No. 70-01 - Bloque 12
Medellin - COLOMBIA
Teléfono: (57 4) 354 45 34 - 354 45 36
E-mail: cepri@upb.edu.co